Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 24 de enero de 2015

Los Bosques de Cristal en Gudar.

Como si de una autentica obra de arte se tratara...Así es como se manifiesta el puro invierno en los bosques mas altos de toda la provincia de Teruel.

En la Sierra de Gudar, donde se alzan auténticos bosques a mas de dos mil metros de altitud. El invierno se convierte en un gran escultor de cristal. Las nevadas, junto con las bajas temperaturas hacen que la nieve y el hielo se unan a la corteza y ramas de los arboles, para así proteger a la vegetacion de temperaturas mas extremas.
La Sierra de Gudar a diferencia de su hermana Javalambre que es donde se rompe el grito del silencio en mitad de la soledad. Se muestra como una sierra mas acogedora debido a sus interminables pinares. Recorrer los montes del Peñarroya 2028m o alcanzar su cumbre en pleno invierno, se convierte mas de lo que pueden pensar muchos en un infierno...en un autentico limbo. Un inmenso bosque de cristal.



Cuando uno pasea por auténticos bosques nevados, desea que el invierno jamas se acabe, incluso que ese día nunca acabe. No se trata de ninguna locura, es mas bien la magia y el embrujo de la naturaleza pura en su estación del sueño. Donde la vida se para y el invierno toma el martillo y escapre para esculpir obra maestras.

Adentrando campo a través cerca del Pico Peñarroya 2028m



La poca luz del sol en un tipico día nublado provoca el efecto blanquezino de la nieve. Levantar la mirada es como alzar la vista en una capilla sixtina.


Lo único que se puede pasar en la mente en un tramo como estos, es en los cuentos de hadas.





Las horas pasan como minutos, los minutos como segundos y los segundos se convierten en una unidad tan diminuta que necesitariamos un reloj de átomo de Cesio para medirlos. Porque allí donde la cruda belleza se hace presente, el tiempo se consume tan rápido como la polvora en gasolina.




Un perfecto centro de mesa

 

Gudar será una opción mas que recomendable para aquellos que amen de verdad la montaña y quieran perderse entre interminables y blancos bosques en mitad del invierno. Donde el hombre conecta con su entorno primitivo y mira hacia abajo, en lo ridículo que ha hecho su razón de existencia.

10 comentarios:

  1. Se nota que disfrutastes. Excelentes fotos

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tio Caya, asi fue, yo por lo menos no me queria volver ese dia para abajo, saludos

      Eliminar
  2. Hola Sugoi.
    La ''magia'' de esa Sierra de Gudar te atrapa....viendo tus fotos,simplemente quieres estar ahí...justamente ayer tuvimos el placer de andar por allí,por el barranco del lobo y alrededores.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane imagina que tambien tuvisteis una ruta de lujo. Esto es para repetir e ir descubriendo nuevos rincones por esta sierra que es tan icreible, saludos

      Eliminar
  3. Buuua que cabrones!!! menuda escapada mas chula os pegasteis ese día. Que guapo recién nevado esos paisajes son fabulosos.
    Todo un acierto si señor.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno trotasendas, es lo que tiene tener cruces para adentro, que ese dia se aprovecha para ir de escapadita por la nieve...jeje, nos vemos en na y menos!!!

      Eliminar
  4. Hola Sugoi
    Muy buenas fotos de esos bosques totalmente blancos, Gudar es bonita en verano, pero en invierno es cuando se viste de fiesta y creo que aun está mucho mejor...

    Un saludo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, cada estacion tiene lo que tiene. Pero vamos, el invierno nos choca mas. saludos

      Eliminar
  5. ¡Hola Sugoi! Pisajes mágicos. Gúdar ya de por sí es mágica y nevada, esa magia se multiplica por 1000.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya te digo y te diria que por 1000 aun es poco . saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...