Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Travesia de alta montaña por Ordesa. Parte III. Brecha de Rolando-Pradera de Ordesa.

Primeros rayos de sol a a través de la Brecha.
Tercer y último día en esta grandiosa travesía de Alta Montaña por la encantadora Ordesa. Las noches de Alta montaña en Pirineos son increíblemente misteriosas. El perpetuo y ensordecedor silencio, junto con la pura oscuridad, solamente rota por la cegadora luz de la luna, hace que una noche así, sea totalmente inolvidable. Dormir, teniendo como cabecero de cama el tabique que sirve de separación entre Iberia y Galia, es algo que ningún hotel ni de cinco estrellas te puede ofrecer, porque las noches en la alta montaña de los Pirineos son de tal cantidad de estrellas, como las que puedas ver a plena noche en el firmamento Pirenaico.



Preparando el descenso, con esta idílica imagen de amanecer
El descenso lo realizaremos campo a través, en dirección al Descargador, donde seguiremos por senda en dirección hacia el refugio de Goriz.

Conforme se desciende son mas evidente las señales de deshielo.

Atrás dejamos la Brecha de Rolando

A un lado se observa la entrada de la gruta helada de Casterets, practicamente imposible de subir sin crampones.
Continuando perdiendo altura, la vida verde vuelve a brotar. El trajín de gente es cada vez mayor, pero la grandiosidad de los paisajes sigue siempre vigente. Las brisas heladas de la mañana, junto con los paisajes inhóspitos, hace que los Pirineos nos transporten hacia tierras mas lejanas, como si se tratara de tierras de Laponia.

Roca y hielo, eternos amigos en los Pirineos.

Senda que nos lleva dirección a Goriz

Divisando Goriz
Pasado el ajetreante rincón donde se ubica el refugio de Goriz, nos tocara descender hasta el valle de Ordesa, aquí la Alta montaña la vamos a empezar a abandonar, el paisaje adquiere otro tipo de belleza, esta vez, mas verde y pronto empezaran a emerger de la Tierra los bosques.

Tomando senda para descender al valle de Ordesa

El desnivel a descender para alcanzar el fondo del Valle.

Punta Tobacor, la vamos dejando a la derecha.
Conforme continua el descenso, la alta montaña la dejamos en el lugar que le corresponde...allí, en lo alto. Ahora es el agua del rio Arazas y el murmurar de sus aguas, lo que sustituirá al hielo y el fuerte viento, la temperatura se torna mas agradable. La naturaleza nos dibuja un lienzo de diferentes colores.

Iremos descendiendo hacia la cola de Caballo.

La cola de caballo
Una vez en el fondo del valle, continuaremos por senda y pista hasta la Pradera, donde sera el punto final a esta espectacular travesía.

Senda a seguir y la majestuosa faja de Pelay.

Pasamos por un refugio libre.

Atras vamos dejando el poderosos macizo de Monte Perdido.
Pero este recorrido nos guardara mas sorpresas, ante nuestra mirada aparecerán las gradas de Soaso.

Gradas de Soaso
Y como no...lo prometido en este Valle es deuda...los arboles brotan de la tierra, y lo hacen de la mejor manera posible...con un inmenso Hayedo.

Hayedo en Ordesa.
Y para destacar encontraremos una piedra muy especial, se trata de ''la piedra de las Siete Faus''

Piedra de las Siete Faus


Poco mas, el viaje llega a su fin, pero hasta en el ultimo instante las vistas son espectaculares.

Llegando al final de la travesía con la faja de las Flores a la izquierda

Antiguas polainas en el museo etnografico de Torla.

Ordesa, como ya se ha ciado en innumerables veces, es un destino mas que recomendado para andar y perderse. Es un mundo donde la roca se eleva en paredes verticales, donde en lo mas alto de su imperio las nieves y hielos perpetuos son sus moradores mas habituales. Desde el fertil fondo del valle, hasta los grandes desiertos calizos de sus alturas, existe un maremagno de matices que ni en el lienzo mas elaborado y cosechado por el hombre puede expresar. Podríamos hablar que aquí la Naturaleza marco una de sus obras de arte, para que el séptimo día pudiera descansar.

6 comentarios:

  1. ¡Hola Sugoi! Enhorabuena por esta fabulosa travesía que tan bien nos has contado en ese paraiso de la piedra que son los Pirineos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio, en los pirineos todo lo que se haga es para estar de enhorabuena, saludos

      Eliminar
  2. Estupendo final para una fabulosa travesía; el valle de Ordesa nunca defaruda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nunca defraudo, ni defrauda ni defraudara....ordesa es simbolo de garantia aventurera

      Eliminar
  3. Bueno....me quedé en esta última y bucólica final de travesía... Ordesa...ya lo has dicho todo...los sinónimos que le acompañan. BELLEZA, ALTURA, SILENCIO...el mejor refugio...cielo y estrellas...trillones de ellas para uno solo...Enhorabuena!! Salud y por un nuevo año lleno de fantásticas aventuras!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anuxa, un vivac para no olvidar nunca....que lugar!!!! ya hay ganas de volver y repetir una noche asi, gracias, espero que el año nos traiga buenas rutas a todo y en gran numero. saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...